¿Qué hace un viaje más ecológico?

Partiremos desde la base de que viajar es una actividad, cuanto menos, ecológica. Pero hoy en día existen muy pocas actividades cuya huella ecológica pueda considerarse “nula”. No te preocupes, si estás leyendo este blog sé que eres consciente de ello y por ello, me gustaría compartir mis ideas, opiniones y consejos contigo.

El zero waste es un término que engloba muchísimos aspectos, por ello, no se trata de un cambio puntual si no de un estilo de vida completo. En esta sección me gustaría comentar los diferentes aspectos que se pueden controlar en un viaje y cómo influye cada uno de forma diferente en nuestro impacto final.

La mejor forma de enfocar un viaje es intentar llegar a la mayor sintonía con la filosofía y estilo de vida basura cero o zero waste. Este es un movimiento ecológico de decrecimiento que enfoca la idea de los materiales de la tierra no son ilimitados y que, por ende, el uso que le demos a las cosas ha de ser de manera responsable y duradero. Hablaré más profundamente sobre el  zero waste aquí, pero ahora me gustaría englobar diferentes aspectos para viajar.

Alojamiento

Este es un tema muy complejo y sujeto a muchos aspectos dependiendo del estilo de viaje que hagamos. Voy a discutir varios estilos de alojamiento con sus pros y sus contras.

Guest house

Hoteles y resorts

La masificación turística ha traído consigo la construcción sin fin de muchísimas cadenas hoteleras en zonas rurales o vírgenes con el eslogan de una búsqueda de tranquilidad, paz y paraíso para el cliente. El impacto medioambiental de construir, por ejemplo, en una playa virgen es abismal. Hablamos de alteración de la fauna pero también de huella de carbono y contaminación. Un claro ejemplo son los típicos hoteles de lujo en primera línea de playa que además tienen grandes piscinas, a mi parecer innecesarias si ya estás a escasos metros de la playa.

De cualquier manera, existen también aquellos que han intentado que su impacto ambiental sea algo menor, integrando materiales sostenibles, con puestos de trabajo justamente pagados así como colaborando con grupos de conservacionistas locales para proteger al máximo la fauna.

Para mí, este alojamiento es el menos aconsejable para reducir nuestra huella, pero si no hay otro remedio, intentaría apostar por aquél cuyas políticas se asemejen más a mis valores.

AirBnB, Guesthouse o turismo rural

Hablare en otro post sobre las diferencias entre el ecoturismo y el turismo comercial, donde comento las desventajas a la hora de hospedarse en grandes ciudades.

La huella de carbono del turismo se basa sobre todo en que cuando viajamos, consumimos más recursos que si no hubiéramos salido de casa. Por ello, una forma de cambiar esto es actuar fuera como lo haríamos si no nos hubiéramos marchado. Las guest house o casas rurales son de gran ayuda. Cuando alquilamos un apartamento, podemos cocinar, lavar la ropa nosotros, en definitiva, controlar la basura producida. Podemos ir al mercado local y comprar los ingredientes para hacer una comida sin generar envases o lavar la ropa con la opción más sostenible.

AirBNB Holanda

Por otro lado, las casas rurales nos acercan a todo lo que las grandes hoteleras querrían: tranquilidad, conocer la cultura de la zona y, muchas veces, lugares paradisíacos. Sin embargo, estas plataformas pueden ser muy negativas en otros aspectos que hablaré aquí.

Workaway, coach sharing, organic farming…

Lo que he descrito anteriormente es lo que se denomina la forma “clásica” de viajar. Pero hoy en día existen muchísimas más opciones, cada una adaptada al estilo del viaje. Por lo que se refiere a todo lo que englobe compartir recursos, disminuye considerablemente la huella ecológica del viaje.

La plataforma de workaway pone en contacto viajeros con comercios o voluntariados locales, que ofrecen su alojamiento a cambio de nuestra ayuda. Todas estas maravillosas iniciativas nos permiten además participar de la cultura local y aprender nuevas habilidades mientras viajamos.

Campings

El camping puede resultar ecológico si se cumplen ciertos requisitos clave, como utilizar zonas habilitadas para dicha actividad o si poseemos suficiente experiencia para que nuestra noche en un lugar no suponga un daño irreversible.

Por ejemplo, en Islandia está terminantemente prohibido acampar en zonas no habilitadas, porque el terreno se haya cubierto de musgo autóctono. Al clavar las piquetas en él, podemos destrozarlo y si todos los viajeros lo hicieran, nos quedaríamos sin el mágico musgo islandés, cuyo toque en el paisaje caracteriza su belleza.

Comida

Comer fuera durante las vacaciones es una de las cargas medioambientales más grandes. La industria hostelera consume mucha agua, electricidad, recursos, personas… Es este exceso de más, comparado con nuestra rutina diaria en nuestros hogares lo que aumenta la huella de carbono.

Cuando viajamos, debemos tener el pensamiento de ir con tranquilidad, disfrutando. Muchas veces cocinar es un estrés que queremos eliminar de nuestras deseadas vacaciones y, conocer la gastronomía local es parte del viaje. Pero no hay necesidad de producir un sobreconsumo sin ningún tipo de medida, os voy a poner un ejemplo que viví en primera persona.

En navidades de 2017 viajamos a Vietnam 15 días. Entre otras cosas, este país es famoso por su café, así que al llegar a Ha Noi, nos acercamos al barrio del café a buscar un bar donde probarlo. ¡No pude llevarme una sorpresa más grande al ver que todos los turistas se acercaban a Starbucks! Si vamos a consumir recursos, por lo menos, que los beneficios se los lleven los locales. ¿Cómo podemos entonces justificar el turismo y sus beneficios económicos si nuestro dinero se lo damos a las grandes empresas extranjeras?

Scottish soup

Existe siempre esa justificación vacía sobre la creación de puestos de trabajo en áreas rurales. Siempre desde la premisa de que el capitalismo trae beneficios a zonas o países que hasta no hace tanto se basaban en otros sistemas económicos. No, nos escudemos en eso. Contratar personas con bajos recursos para que trabajen una incalculable cantidad de horas para que nosotros podamos comer todos los días fuera, no es para nada sostenible.

Tampoco estoy diciendo que nos martiricemos o nos neguemos a probar especialidades locales. Se puede apostar por calidad en vez de cantidad y buscar un restaurante familiar o rural, donde sabemos que los beneficios serán justos.

Mi consejo o lo que hacemos nosotros para reducir cuando viajamos, es buscar casas rurales con cocina, sustituir mucha comida por fruta o sándwiches que podamos comer sin cocinar cuando tengamos hambre y hacernos un cupo de comidas fuera que queremos hacer. Siendo responsable se puede disfrutar de la gastronomía y cuidar el planeta.

Bebida

Las botellas de plástico representan ya un gran problema de contaminación ambiental. Este problema se acentúa en las pequeñas islas donde la totalidad de los turistas consumen agua o bebida embotellada.

Mejor sin pajita!!

Sin embargo, podemos evitar casi totalmente comprar agua o bebidas embotelladas, nosotros lo explicamos en cada post de viajes al igual que la maleta de Carla. Estos serían los principales tips que te damos para evitar el agua embotellada:

  • Lleva tu botella reutilizable
  • Infórmate antes de cada viaje sobre las condiciones del agua, en muchos países el agua del grifo es potable, si es así, simplemente rellena tu botella
  • Pregunta en los establecimientos si tienen tanques de agua y si puedes rellenar tu botella (algunos te cobran, pero suele ser muy bajo)
  • En caso de tener acceso a una cocina hierve el agua durante 10 minutos y usa un filtro de carbón activo como quelante (existen algunos biodegradables y compostables)
  • Puedes comprar un filtro portátil como este, pero ten en cuenta que para asegurarse al 100% lo mejor es hervir
  • En muchos aeropuertos existen ya fuentes de agua potable donde rellenar tu botella

También podemos buscar formas alternativas de hidratarnos, pero, ¡siempre con mucho cuidado de no arriesgar nuestra salud! Podemos beber tés, sopas… Nosotros lo contamos en nuestro viaje a Vietnam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy