Cuarto de baño minimalista y zero waste

El baño es una parte importante dónde realizar cambios para reducir residuos innecesarios. Por eso nosotros hemos hecho la transición poco a poco al zero waste y minimalismo. Os voy a explicar cómo lo hemos hecho nosotros y qué hemos sustituido o eliminado de nuestras vidas y como tener un baño minimalista.

Primero mencionar que nos hemos basado en el movimiento minimalista, que nos ha ayudado a observar y evaluar todo lo que tenemos en los cajones o estanterías del cuarto de baño y si realmente lo necesitábamos.  Para ello, hay que hacer una autoevaluación y responder a las siguientes preguntas:

  • ¿De verdad lo necesito?
  • ¿De verdad lo estoy usando?

Por ende, todo aquello, que haga más de 90 días que no usamos, deberíamos plantearnos donarlo. Es decir, todos esos pequeños botes, cremas, maquillajes… que compramos una vez pero que no hemos vuelto a usar podemos regalarnos a algún amigo o conocido. Tómate tu tiempo. Puedes meter en una caja todo lo que no estés seguro de querer eliminar, pero reevalualo otra vez en unos días. A veces solo necesitamos una “despedida interna” de las cosas, porque tendemos a darles más valor que el que tienen.

Una vez hemos reevaludado todo aquello que queremos conservar, vamos a esperar a ir terminándolo (champús, pasta de dientes…) para ir sustituyéndolo por su análogo más sostenible. ¡No se trata de tirarlo todo y reponerlo con cosas nuevas! Si no de no de comprarlo una vez terminado.

Os voy a hacer una lista de los productos que tenemos en el cuarto de baño, veganos y sin plástico.

¿Qué hay en nuestro baño sin plástico?

1. Lavarse la cara

Parte de mi rutina de la mañana incluye limpiarme la cara con una esponja de Konjac. Las esponjas Konjac están hechas de la raíz seca y molida del konjac, nativa de Asia. Además, tiene suficientes propiedades de limpieza innatas por sí mismas que funcionan al usarlas solo con agua. Además, es completamente compostable.

Las nuestras son de Hydrophil.

 

2. Gel y champú sólidos

Los mejores que hemos probado en España son de Mu’ Tu’ Málaga, vienen sin plástico y huelen de maravilla. Además, duran meses y dejan el pelo súper suave. Yo he probado el champú de lavanda y me encanta, aquí podéis ver sus jabones y sus champús.

Pero existen muchas otras marcas igual de buenas, así si tienes alguna tienda cerca que vendan sólidos y sin plástico, ve probando hasta que encuentres el que más te guste.

Mencionar que existen alternativas como el movimiento NoPoo que consiste en lavarse el pelo sólo con agua o con vinagre. No lo he probado, pero mucha gente tiene muy buenos resultados.

3. Cepillo de dientes de bambú

Por supuesto, no podemos omitir este cambio: el cepillo de dientes de bambú. Hay muchas marcas por ahí y es el objeto más fácil de encontrar en (casi) todos las tiendas zero waste. Sin embargo, la primera vez que buscamos cepillos sin plástico, no había ninguna tienda cerca, así que los compramos en Amazon. Estos además tienen cerdas de carbón activo, compostables y veganas. Pero, por supuesto, puedes buscar el que más te convenza.

4. Pasta de dientes

La hago yo con 3 cucharadas de aceite de coco y una de bicarbonato puedes nuestro tutorial en YouTube. Existen más alternativas en otras tiendas, como la pasta en pastillas o en vidrio. Dos marcas que las venden son georganicslamazuna pero hay más.

 

5. Seda dental:

No necesitábamos hasta hace poco, pero compramos por recomendación del dentista, y acabamos de descubrir la opción de carbón activo también de georganics .

 

6. Desodorante sólido

A nosotros nos ha dado muy buen resultado Aromaco de Lush y 100 gr nos han durado casi 7 meses. Existen otras alternativas, como bicarbonato y agua o la piedra de alumbre, pero no los hemos probado.

Además, hay otras marcas como We love the planet que ofrecen alternativas sin plástico.

 

7. Maquillaje y discos desmaquillantes

De maquillaje, solo uso lápiz de ojos y eyeliner y aún no se me ha terminado desde que empezamos nuestra aventura zero waste, hace ya 2,5 años. Los que tengo son cruelty-free pero en plástico. Estas son las marcas que he estado mirando para cuando se me terminen:

Como discos desmaquillantes, por ahora uso una antigua esponja que tenía por casa, pero en el futuro voy a coserme yo misma los discos de las toallas de algodón orgánico que tengo guardadas y rotas. Y el aceite de oliva es genial como desmaquillante, abajo te dejo la lista de tiendas que venden discos de algodón en España.

8. Bastoncillos

Realmente no hay necesidad de usar bastoncillos de los oídos, además los de plástico suponen una de las mayores catástrofes medioambientales.

Existen las alternativas desechables de bambú que se pueden encontrar por amazon muy fácilmente, pero pronto nos pasaremos a los reutilizables. Estos los venden en bambú en Lamazuna o de acero inoxidable casi todas las tiendas online.

 

9. Papel higiénico

Nosotros lo compramos en una tienda online alemana que se llama Smooth panda y los venden de bambú. Pero igualmente no es la mejor solución en mi opinión, lo ideal sería de papel reciclado o usar una ducheta.

Las duchetas,  están siendo de gran ayuda para reducir papel de WC, se pueden encontrar por menos de 30€ y se ajustan directamente a la toma de agua al tanque. Además, existe el Happy Po que es una ducheta manual y portátil.

 

10. Cremas hidratantes

Pero yo uso aceite de germen de arroz tanto para la cara como para el pelo y me ayuda muchísimo. También nos regalaron un bote de aceite de rosa mosqueta, pero ocurre como con el de coco, en mi opinión, deberíamos usar lo más autóctono posible. Además, por fin encontré un lápiz de labios sin plástico.

 11. Cortaúñas, tijeras, pinzas de depilar…

Todos los demás utensilios del baño tienen muchísimos años y son de acero inoxidable. En este sentido, lo mejor es invertir en materiales buenos aunque vengan con plástico, y que su vida útil sea larga y no tengamos que volver a gastar en nuevos en muuuucho tiempo.

 Pues esto es todo lo que tenemos en nuestro cuarto de baño. Hace tiempo tenía muchísimos botecitos, muestras, cositas. Para mi pelo no uso nada (gomas del pelo…), lo llevo siempre suelto porque lo llevo cortito.

Ha sido tiempo y esfuerzo, y sobre todo ensayo y error, y aquí seguimos, aprendiendo. Me gusta tener tan poquitas cosas en el baño, porque limpiarlo son 10 minutos y da mucha paz ver tan pocas cosas por ahí dando vueltas.

¿Tienes sugerencias o comentarios? ¡Puedes escribirnos directamente o dejar un comentario abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy